Buscador
cerrar

Oportunidades

25 ideas de negocio sencillas y rentables

Bueno no está reñido con sencillo…

Rafa Galán | 09/04/2018
Linkedin Whatsapp
Una nueva forma de hacer mudanzas

https://dolly.com/
Es en este punto cuando tú dices: Pero, ¿por qué vas a pagar por una mudanza cuando tus amigos te pueden ayudar gratis? Primero te vamos a dar la razón recurriendo a dos experimentos científicos y luego te lo vamos a rebatir con un argumento contundente (nada científico).

Nos sentimos tan incómodos cuando pedimos un favor que no somos capaces de evaluar de forma adecuada los sentimientos de la persona a la que se lo pedimos. Vamos que como a nosotros nos da cosa hacerlo pensamos siempre que los demás no nos van a querer hacer el favor. La ciencia nos dice que es justo lo contrario (aunque no por los motivos que podrías imaginar).

Resulta que los psicólogos M. Mahdi Roghanizada (Universidad de Waterloo) y Vanessa Bohns (Universidad de Cornell) se han encontrado en dos recientes experimentos con que las personas tienden a subestimar la efectividad de las solicitudes hechas en persona. “Las personas se sienten tan torpes e incómodas al decir 'no' en persona, tanto por lo que podría decir sobre ellos mismos como por el hecho de estar 'fallando' a otro ser humano, que terminan aceptando”, concluyeron estos dos investigadores.

En el primer experimento, según cuentan Bohns y Roghanizada, encargaron a 45 estudiantes universitarios que pidieran cada uno a diez desconocidos que completaran una breve encuesta de personalidad. La mitad de los solicitantes tenían que hacerlo cara a cara, acercándose a 10 estudiantes desconocidos en un campus universitario, mientras que los otros solicitantes tenían que enviar correos electrónicos a extraños elegidos del directorio de la universidad. En ambas condiciones, los solicitantes utilizaron el mismo guión para realizar la solicitud. Antes de comenzar, se les preguntó a los solicitantes cuántas personas pensaban que podrían obtener para completar la encuesta. Los resultados confirmaron la hipótesis de los investigadores: aquellos que tenían que hacerlo cara a cara subestimaron sus poderes de persuasión, mientras que aquellos que recurrían al correo electrónico sobreestimaron su tasa de éxito. Ambos grupos de solicitantes pensaron que podrían obtener alrededor de 5 personas de cada 10 para realizar la encuesta. Mientras que los solicitantes de correo electrónico convencieron a alrededor del 10% de las personas para les hicieran al favor, las solicitudes cara a cara de un total desconocido dieron como resultado una tasa de éxito de alrededor del 70%.

En un segundo estudio, escogieron a 60 víctimas (digo, estudiantes universitarios). Esta vez, se pagaba un dólar por cada encuesta cumplimentada (un dólar) y además había que pedirles que hicieran una segunda tarea de revisión de la encuesta de forma gratuita. De nuevo, dos grupos: uno cara a cara y otro, por email.

Una vez más, los solicitantes de ambos grupos predijeron las mismas tasas de éxito, pero los que se encontraban cara a cara tuvieron mucho más éxito. Una de las razones por las cuales las solicitudes cara a cara son mucho más efectivas es porque las personas se sienten más incómodas y torpes al decir que no en persona.

Pues lo mismo ocurre con las mudanzas. Te da 'palo' pedir ayuda, pero si lo pides, te terminan ayudando por no quedar mal. El problema está en las edades. No es lo mismo pedir este favor con 20 años que con 42, cuando las fuerzas y el tiempo libre flaquean.

Y es en esa delgada línea roja donde entra en juego este negocio.

Dolly es una plataforma para contratar camiones de mudanza y personal de mudanza independiente (autónomos, en lugar de empresas) desde el móvil: vamos, un marketplace de profesionales independientes de la mudanza. La empresa se encarga de hacer una criba previa de profesionales: en realidad aplica el modelo de Uber a las mudanzas. No es un marketplace de pymes de mudanzas (de esos hay unos cuantos en la red), ofrece otros precios y tampoco es un taskrabbit/fiverr en el que no sabes quién es realmente el que te está echando una mano (al menos los que no somos millennials desconfiamos de esta opción.

Y da más opciones de las habituales. Por ejemplo, eres tú el que eliges cuántas personas quieres que te ayuden y cuántos vehículos van a intervenir en la mudanza (en lugar del proveedor). Por ejemplo, tienen una opción llamativa que se podría traducir como 'en la cuneta': te dejan los muebles en la puerta, más barato y eres tú quien tienes que meterlo dentro del nuevo domicilio.

Llevan ya tres años en el mercado (en realidad cuatro si tenemos en cuenta que estuvieron un año en Beta).

 Software para gimnasios

https://www.gymhit.com/
Y acabamos insistiendo en el poder de los nichos. GymHit es la plataforma completa de administración de negocios y proveedores para gimnasios y entrenadores personales que han puesto en marcha tres seres humanos con más de 20 años de experiencia en la industria del fitness. GymHit cuenta con 200 ubicaciones de pago hasta la fecha y prevé la integración vertical de las agencias de certificación y la logística de la cadena de suministro.

El club de productos habituales sin tóxicos que regaló suscripciones vitalicias

https://www.publicgoods.com/
Si no te llama la atención lo que te vamos a contar es que, sencillamente, no tienes sangre en las venas.

Empezamos. En el mundo hay tres tipos de personas:

Los que cogen el tubo de la pasta de dientes y se leen la composición sin entender nada de nada. “Si está en el mercado por algo será”, tienden a pensar.

Los que cogen el tubo de la pasta de dientes y se leen la composición y, además, entienden qué es lo que están leyendo y no les convence lo que están leyendo y desearían consumir productos que no tuvieran tantas sustancias químicas. Y quien dice pasta de dientes, dice cualquier producto que se utiliza en el cuarto de baño.

Los que se echan la pasta y se lavan los dientes, felices, soñando con un fin de semana romántico en la Roca Bishop, tumbados con su media chirimoya en una hamaca en un estrecho faro.

Public Goods , como te podrás imaginar, se dirige a los segundos –competir en el mercado de los primeros es un suicidio empresarial y a los terceros los vas a atender mejor con un negocio orientado a las ofertas turísticas poco habituales–. Y lo hace con un particular modelo de negocio, que es lo que verdaderamente nos ha llamado la atención: es un club de suscripción de productos de higiene personal naturales (veganos, sin sulfatos ni sulfitos, sin parabeno, sin gluten, cruelty-free) que, asegura, no gana dinero con los productos, que venden a precio de coste.

El modelo tradicional de suscripción cobra, como su nombre indica, una suscripción y luego el coste del producto. Productos naturales de higiene ya vende Amazon en su línea Amazon Prime Natural Products y otros grandes del retail como Walmart. La diferencia está en el margen que se aplica a cada producto. En su caso no hay margen. Viven de la suscripción (12 euros al mes o 96 euros al año)y con el resto del dinero garantizan los costes.

Para su lanzamiento Kickstarter regalaron suscripciones vitalicias por 59 euros. A ver cuántos se arriesgarían a hacer lo mismo. La campaña que hicieron, por cierto, no tiene desperdicio.

Aceleradora de profesionales de moda

https://join.mastered.com/
A lo mejor, dentro de 30 años te gustaría que te entrevistaran para una gran revista de moda y que tú pudieras decir, como Zoolander:

- ¿Cuándo supiste que querías ser modelo?
- Yo diría que fue antes de repetir el segundo curso de primaria. Vi mi cara reflejada en una cuchara mientras comía mis cereales. Recuerdo que pensé: guau, eres tope guapo. A lo mejor puedes ganarte la vida con eso.
- ¿Con qué?
- Con ser profesionalmente tope guapo.

Bueno, a lo mejor no quieres ser tope guapo/a, pero sí vestir, peinar o maquillar a los topes guapos/as.

En ocasiones la novedad no está en lo que vendes, sino en cómo lo vendes. Cursos para entrar en el esquivo y exigente mundo de la moda hay a patadas. Ahora, cursos que empleen learning by doing y orientación a competencias, ya no hay tantos. De hecho, sólo hay uno, el británico Mastered https://join.mastered.com/ , un programa de 10 meses para meter la cabeza en el mercado de la moda en varias categorías (maquillaje, peluquería, estilismo, dirección de arte, fotografía, accesorios, ropa masculina, femenina, infantil, y joyería) que aplica un método de formación que consiste básicamente en aprender haciendo (learning by doing).

La metodología es original de la Team Academy, escuela de emprendimiento finlandesa. El método implica cometer errores sobre el terreno y buscar fórmulas creativas para sacar adelante proyectos, reales o experimentales, en equipo. Los participantes trabajan como si fueran sus propias empresas.

Además del cómo, importa el quien: echa un vistazo a los expertos que participan.

Club de suscripción de vinilos

http://vnyl.org/
El reciente bestseller La venganza de los analógicos del periodista David Sax, nos ha puesto últimamente sobre la pista de los nuevos negocios analógicos.

Estábamos tratando de averiguar el precio de los discos de vinilo más preciados ahora mismo (resulta que son God Save the Queen de los Sex Pistols, de 1977, del que únicamente quedan sólo 9 ejemplares con funda de A&M de la primera edición de 25.000, y la primera impresión de Parlophone del Please, Please Me de los Beatles, de 1963, que asciende a 8.323 dólares el vinilo). El caso es que os queríamos plantear como negocio convertiros en detectives-compradores-dealers de este tipo de discos, cuando nos hemos encontrado con un modelo de negocio más sencillo: suscripción mensual de vinilos.

Seguro que no sabías que en diciembre de 2016, según la Entertainment Retailers Association, los discos de vinilo, sí de vinilo, de 12 pulgadas superaron por primera vez en la historia en ventas a las descargas digitales en el Reino Unido, un mercado de referencia dentro de la música. Tras tres décadas en las que el CD y la música digital (de pago e ilegal) se preparaban para dar la puntilla a este formato, las ventas de vinilos comenzaron a registrar en 2010 un crecimiento que todavía hoy continúa.

En España, por tomar un mercado pequeño, se vendieron en 2016, según Promusicae, 433.000 vinilos, 71.000 más que en 2015. A ver, que puede parecer poco, pero si lo multiplicas por 18,99 euros de media por un vinilo (y sin pensar en los 39,99 euros de los lanzamientos de artistas más mediáticos)... y si tienes en cuenta que el coste para una tirada pequeña es de 2,70 euros la unidad (mucho más bajo para largas tiradas y sellos con poder de negociación)... salen las cuentas.

Teniendo esto en cuenta, tiene todo el sentido Vnyl , un modelo de suscripción de 3 discos mensuales en función de tus gustos (vamos, que no le envían lo mismo a todo el mundo). La suscripción cuesta 39,99 dólares. Teniendo en cuenta que según un reciente estudio de Deloitte un audiófilo está dispuesto a pagar entre 16 y 20 euros por un disco... salen la cuentas.

Neurociencia para contratar: tú sólo tienes que jugar

https://www.pymetrics.com
Juegos de neurociencia verificados evalúan las fortalezas cognitivas y emocionales de los candidatos a un puesto de trabajo y algoritmos de ciencia de datos los seleccionan para un puesto de trabajo. Diseñan juegos para reducir el sesgo que tienen las estructuras de las evaluaciones tradicionales e introducen audiciones ciegas para mitigar los sesgos voluntarios e involuntarios. “Los candidatos se mueven en nuestra plataforma de manera anónima y el algoritmo de predicción no utiliza información demográfica para evaluar las coincidencias profesión”, aseguran.

Mentor digital para empleados

http://www.nextplay.ai
¿Una startup que se dedica a montar programas online de mentores dentro de las empresas utilizando –aquí viene la gracia del negocio– los recursos que ya tienen? Eso es lo que propone Next Play . La empresa utiliza un software basado en inteligencia artificial para unir a los empleados y a sus mentores –a las personas que mejor encajan, que muchas veces no son en las que se piensa en un principio–, elabora estadísticas y ofrece una aplicación personalizada para cada empresa que crea recordatorios y ayuda a organizar las reuniones.
¿Por qué nos ha llamado la atención? Porque, para variar, no ponen ellos al menor, sino que los buscan en las empresas, que tiene más sentido.

“¿Sabías que el 71 por ciento de los jóvenes de la generación millennial se sienten desconectados de sus trabajos? Cuando se sienten estancados en su función y no conocen el camino para ser promovidos internamente o cambiar a un rol diferente internamente, buscan una solución externa”, explica Charu Sharma, la fundadora de este negocio, curtida en Linkedin.
De la misma manera se puede aplicar para canalizar a los intraemprendedores, ¿no crees?

¿El problema de la idea? Es un producto que sólo tiene aplicación en empresas de gran tamaño.

Si el cliente de tu producto o de tu servicio es una gran empresa (ya sabes: más de 500 empleados, más de 100 millones de euros de facturación), te vas a encontrar con lo que los expertos en marketing denominan como la tormenta perfecta. A la hora de vender a una gran empresa, para empezar, te resultará difícil saber dónde se toman las decisiones y quién las toma. Aquí damos algunas pistas si te decantas por un negocio como este para un público así .

Club de aficionados a las hamburguesas

Estamos convencidos que Groucho Marx haría una doble excepción para pertenecer a este club. La modesta cadena de hamburgueserías británica (ojo, no es una franquicia) Byron Hamburgers , además de ofrecer un Pinot grigio veneciano e incluso un Chenin blanc surafricano en una breve carta (para qué más) y de hacer bien lo que se supone que tiene que hacer bien (hamburguesas sin fuegos artificiales), tiene un club de aficionados a la hamburguesa. Es un club gratuito que, a simple  vista, parece una acción de fidelización más: envía ofertas, descuentos, aprovecha para recordar a sus comensales habituales que siguen abiertos. Vamos, lo normal, sólo que también organiza eventos privados con sus clientes para probar nuevas ideas que incorpora después en la carta. Les ayuda a fidelizar y les sirve como estudio de mercado. Lo visten de fiesta, un poquito de marketing por aquí y por allá, y tienen la información que necesitan a coste de materia prima. Bueno, además tienen una furgoneta que recorre las ciudades en las que están presentes y que avisa sólo a esos clientes que pertenecen al club. Como decía el Byron original (el poeta): ”Cuando el hombre cesa de crear, deja de existir”. Una buena idea para un sector tradicional.

Un servicio de suscripción de café inteligente

https://crema.co/

Ya sabes que algunas veces nos ponemos muy pesados con eso de crear barreras de entrada a tus competidores.

Muy pesados.

Un servicio de suscripción de café puede ser sólo eso: un servicio de suscripción de café. Que sí, que puede que trabaje sólo con cafeteros artesanos, con poquitas marcas independientes... pero cualquiera, las cosas como son, puede replicar sin dificultad la idea de negocio (sólo tienes que ver lo que está ocurriendo con la cerveza artesana, en la que han llegado a entrar las grandes empresas del sector).

Ahora bien, resulta que un servicio de suscripción de café también puede ser un motor de recomendación, un sommelier que hace sugerencias personalizadas, un robot que entiende de café... eso ya no es tan fácil de copiar.

Es lo que ha hecho Crema.co, que sí, que es un club de suscripción online de café que trabaja con cafeteros artesanos, pero que también ha diseñado un motor de recomendación, Brew Log, que utiliza Inteligencia Artificial.

Detrás de la tecnología hay una sólida teoría del café. A principios del año pasado, el World Coffee Research (WCR) publicó un revolucionario léxico sensorial para el café, que identificó 110 atributos de sabor distintos en el café... ¡¡¡110!!! Basado en este nuevo léxico, la Specialty Coffee Association of America (SCAA) 'mapeó' los sabores del café. Y Crema.co ha utilizado este mapa para su motor de búsqueda.

Los clientes pueden saber así si les gustan las notas de cítricos o de azúcar moreno en su café, cuál es su nivel de tostado deseado, qué certificaciones prefiere y en qué lugar del mundo están los granos de su café favorito.

Puestos a copiar a airbnb...

RV Share + alquila de caravanas entre particulares para escapadas de fin de semana a través de una plataforma web con ánimo de lucro (los que las alquilan y la plataforma).

El diablo que viste al diablo que viste de prada

La idea de negocio podría ser más sencilla, pero es díficil. Y no se le había ocurrido a nadie antes. Cuando lo lean nuestras compañeras del Elle, las que no nos hablan cuando nos cruzamos con ellas en la máquina del café, se van a morder –figurativamente– las uñas. Se trata de Moda Operandi , una tienda online donde puedes encargar los modelos que ves en la pasarela y que las firmas de moda todavía no se han puesto a fabricar porque, básicamente, todavía no han corregido  –muchas veces los diseñadores van volados y terminan sus diseños en el backstage pinchando alfileres aquí y allá–.

Lo de las compañeras del Elle era broma. Lo de este negocio, no. En el fondo le sirve de estudio de mercado a los diseñadores y nos recuerda al modelo de made.com en el que no se fabrican los muebles que a la gente le gusta hasta que hay suficientes consumidores como para hacer la fabricación bajo demanda interesante. Ah, además de financiarte con tus clientes por adelantado.

Un administrador de fincas/broker de reparaciones online

http://www.homigo.com/
Cuando se estropea algo en casa todo son dudas:

    ¿Me lo cubrirá el seguro? No.
    ¿Cuánto me costará la reparación? Un ojo de la cara.
    ¿Soy capaz de arreglarlo? Debería, pero sinceramente no sé hacerlo.
    ¿A quién narices llamo?

Me acabo de encontrar un icnofósil urbano en las paredes del cuarto de baño, ¿puedo convertir mi vivienda en un punto de peregrinación para paleontólogos? ¿Se enamorarán a primera vista de mi Lapillitubus montjuichensis?

Así son las cosas.

Homigo quiere responder a todas estas preguntas (incluida la del icnofosil) con un modelo de negocio sencillo: una especie de administrador de (pequeñas) fincas para particulares que se ocupa de gestionar todas las chapuzas que pueda necesitar un hogar, desde cambiar las ventanas, hasta solucionar todas esas cosas que resulta que no te cubre el seguro de la casa, pasando por cortar el cesped, limpiar la piscina... vamos un broker en toda regla de servicios para el hogar.

Se venden como un punto de contacto único para los propietarios de viviendas que están tan ocupados que desean alguien se ocupe de las necesidades de mantenimiento y reparación de su hogar. Ellos se ocupan de seleccionar, contratar y de vigilar, sí, de vigilar sobre el terreno (son ellos los que están en tu casa mientras tú, tranquilamente, te olvidas de todo en tu trabajo o corres de extraescolar en extraescolar).

Homigo ha negociado previamente con asociaciones con fabricantes y mayoristas para ofrecer precios con descuento en todos los productos (electrodomésticos, dispositivos, accesorios, etc.).

Para todos los servicios a domicilio completados cobran una comisión de entre el 10% y el 25%. “Nuestro margen de beneficio es variable porque sabemos que no todos los trabajos son iguales ya que los trabajos más grandes pueden ser costosos”, aseguran.

Por cierto, cuando ya llevan un tiempo trabajando contigo te proponen el uso de cerraduras que se desbloquean por Bluetooth (como August) para que no tengas que andar dejando tu único juego de llaves.

Marketplace de delicattesen locales

https://www.goldbely.com/
Ya sabes cómo va la cosa. Llega el lunes, y Berto, tu compañero de trabajo más viajero, ese que cada fin de semana hace una escapadita, te dice: he comido unas truchas en un pequeño restaurante de (rellena la línea de puntos) que quitan el sentido. Unas veces son las truchas, otras veces es una carne de Dodo envejecida en el sótano del Ayuntamiento del pueblo... eso sí, siempre especialidades locales únicas: o vas allí o te las pierdes. El caso es que tú, que no tienes complejo de callejero viajero, no vas a visitar nunca a esas presuntas cunas de la gastronomía, pero, maldita sea, ¿no tienes tú también derecho a probar esos deliciosos platos?

Ahí es donde entra en juego Goldbely, un mercado online de alimentos regionales y artesanales elaborados por proveedores locales de alimentos (en este caso de Estados Unidos).

Un gimnasio global que no es cadena ni franquicia

ClassPass

¿Quién nos iba a decir a estas alturas de los modelos de negocios que el primer gimnasio global no iba a ser una franquicia? Ni siquiera una cadena dirigida por un emprendedor barra aventurero con una muy envidiable mata de pelo roquera en la cabeza. ClassPass es como el gimnasio de la esquina, pero en cualquier esquina del mundo (bueno, para ser honestos, de momento sólo cubre Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Australia, pero es un comienzo). Pagas 79 dólares al mes y puedes hacer deporte en cualquiera de los gimnasios. A lo mejor quieres hacer un programa de ejercicios que combina Bikram con un circuito clásico, pero resulta que para hacer uno tienes un gimnasio en una punta de la ciudad y para hacer lo otro tienes que irte a la otra punta. Y encima puedes dar tantas clases como quieras. Y, claro, antes dos gimnasios eran dos cuotas. Y luego te ibas a Barcelona a ver a unos amigos un fin de semana largo y adiós el entrenamiento. Hasta ahora, claro.

Las clases se reservan a través de una aplicación móvil y funciona como un bufé libre.

Llevan ya cuatro años en el mercado –mientras tanto han conseguido levantar más de 52 millones de dólares de financiación–, en el que han tejido las alianzas en un mercado tremendamente atomizado. De hecho es esta atomización del mercado (que se replica en cualquier país en el que le pongas la vista) lo que hace que tenga sentido este modelo de negocio.

BoxEver: Big data para el sector turístico

Saber que para el 69% de los viajeros el momento más excitante de todo el viaje es el momento en el que llegan al hotel de su destino tiene mérito, pero más mérito todavía tiene saber qué hacer con ese cliente en ese momento: tener la oportunidad de hacer que gaste más y venderle productos relacionados teniendo en cuenta quién es, de dónde viene (no la ciudad, sino su historial viajero), cuánto está dispuesto a gastarse...

Que el Big Data permite hallar patrones de comportamiento y tendencias de consumo que, con métodos y técnicas tradicionales, resultan casi imposibles de detectar está claro que no es nada nuevo. Ahora bien, que una agencia de marketing se especialice en big data para un sector muy concreto –el turismo, en este caso– sí lo es.

Boxever ha diseñado un software propio de marketing predictivo que combina herramientas de CRM, analítica web y soluciones de marketing multicanal para hacer upselling y reselling. La herramienta permite la recolección e integración de datos procedentes de múltiples canales, como tiendas físicas, call centers, dispositivos móviles, comercio electrónico o medios sociales, en tiempo real.

Bitsbox

Clases de código o las nuevas clases de chino

Si no tienes una vecina que presume en el ascensor de que su hija de cinco años, la misma que te acaba de dar una patada en la espinilla, justo cuando su madre no estaba mirando, la misma que te ha sacado, además, la lengua, va a clases de chino porque el chino es el lenguaje del futuro, ¿sabes? lo más normal es que esta oportunidad ni te vaya ni te venga. En cuanto hemos visto BitsBox, un negocio estadounidense que propone un curso por correspondencia para aprender a programar de     forma divertida para niños a partir de cinco años, se ha ganado nuestro corazoncito, dolido por la patada en la espinilla y porque nosotros sólo llevamos a nuestra niña a inglés. El curso sigue un modelo de suscripción que envía una cajita a casa con los retos de ese mes para los niños.

No sólo Kruschev lanzaba zapatos

A ver qué te parece estos razonamientos.

    Unos zapatos de diseño hechos a mano en Italia para mujer rondan entre los 450 euros y los 1.800 euros.

    Muchas marcas que antes fabricaban en Italia estos zapatos dejaron de hacerlo ahí y comenzaron a producir en Asia. Incluso muchas marcas abrieron fábricas propias.

    En Italia sólo se quedaron las marcas de lujo de primera línea.

    Esos zapatos hechos a mano por las marcas de lujo son demasiado caros.

¿Y si se pudiera fabricar directamente en Italia zapatos para mujer de primera línea, pero entre 150 euros y 250 euros el par? ¿Y si sólo estuvieran a la venta durante un par de meses?

¿Y si se lanzara un nuevo zapato cada semana al mercado? ¿Y si todo esto se hace online?

Bueno, ¿qué te parece el argumento? La idea se llama MGemi.com y se le ha ocurrido a Ben Fischman, el emprendedor que montó el mediático club de ventas flash Rue La La.

Cortes de pelo colectivos

Puede que te pase como al responsable de esta sección, que se corta el pelo dos veces al año y la peluquería de su barrio le mira con recelo cuando entra por la puerta. Vamos, que te gastas menos de 30 euros al año en la peluquería. Pero también puede ser que tengas corazoncete de hipster y quieras ir arregladín. En ese caso, y suponemos sólo en ese caso, tiene sentido para ti GetShortCut una plataforma que te ofrece descuentos en peluquerías de esas buenas, si reservas en grupo junto a otros seres humanos. Cuántos más reservéis, más barato os sale y más posibilidades tenéis de gastaros al año menos dinero por más cortes de pelo. Habíamos visto compras en grupo de todo tipo, pero esto…

Prácticas para nómadas digitales

Si no estás familiarizado con Remote (que ofrece puestos de trabajo fijos en empresas que no requieren aparecer nunca por la oficina ni residir en el país), ni con Nomad List (que hace ránking de las ciudades en las que se vive mejor si trabajas remotamente), Remote Internship , que ofrece prácticas de tres meses con contrato y remuneradas para becarios a distancia, te va sonar a chino mandarín. No confundir, ojo, con la miríada de plataformas de crowdsourcing.

Abogadofunding

La verdad es que es de ese tipo de negocios que esperamos que nunca lleguen a España, pero que no podemos dejar de contarte. Lexshares  es sencillo de explicar: es un Kickstarter de causas legales para gente que no se puede permitir pagar a un abogado (al menos, hasta ganar). Otra cosa es que fuera de Estados Unidos sea fácil de comprender. El negocio tiene, eso sí, letra pequeña: sólo permite que se financien el tipo de campañas en las que alguien humilde se enfrenta a una gran empresa o a una institución pública, que ha tenido a bien hacer gala de su bien engrasada maquinaria legal para hacer valer sus intereses. Vamos, que dentro de nada tenemos una novelita de John Grisham inspirada en esta idea de negocio.

Gradúate la vista en el sofá de tu casa

No vemos que esto pueda ser negocio en España, pero después de leer sobre Blink, una startup estadounidense que de lunes a domingo, de 9 de la mañana a 9 de la noche, va a tu casa –o a donde quieras– para graduarte la vista y poder comprar gafas en cualquier tienda online –y que te deriva a un oculista si hay algún problema médico–, hemos pensado que quizá esto sí le podría interesar a las cadenas de tiendas de gafas. ¿Conseguirían incrementar sus ventas y potenciar sus tiendas online?

Eight Sleep: El edredón-mayordomo

Si no eres de los que te echas encima el edredón hasta en pleno julio porque si no no concilias el sueño ni a base de Orfidal, no vas a ser consciente de la magnitud de este edredón inteligente que controla la temperatura en función de varios parámetros: la temperatura debajo de las sábanas, la temperatura de la habitación (incluido el grado de humedad), las previsiones meteorológicas (oye, que resulta que la mañana se promete fresquita)... y encima entiende que en la cama, por lo general, duermen dos personas y que una de ellas duerme encima del edredón, así que se regula en consencuencia.

Eight Sleep controla también los hábitos de sueño y la calidad y te envía toda esta información, por si te interesa.

Este edredón, además, se conecta con tu termostato inteligente y los dos se ponen de acuerdo para regular la temperatura de la casa sin que tú te tengas que preocupar por ello. Si con todo esto no te sientes como un Wooster, apaga y vámonos.

Lencería orgánica

Uno de los negocios que más nos gustó a la Redacción de Emprendedores en 2014 fue EcoAlf, una marca de ropa sostenible a partir de plástico, neumáticos, restos de café y hasta redes de pesca que ya vende en 12 países y que tiene un modelo de distribución mayorista y que cuenta con una línea razonablemente asequible y otra de gama más alta. Esta empresa nos hizo creer, de nuevo, en la fabricación orgánica. Así que, ¿cómo no nos iba a llamar la atención ahora Organic Lingerie, una marca de moda francesa, que propone exactamente lo mismo, pero con lencería?

Temblad candidatos fraudulentos

Algo debe de tener la detección de fraudes en los currículums (formación universitaria, experiencia profesional, incidentes en anteriores trabajos, antecedentes criminales que se ocultan, fraudes de identidad...) de candidatos a un puesto de trabajo para que los inversores de Dropbox, Spotify, Square y Uber hayan decidido invertir nada menos que 4,1 millones de euros en Onfido, una startup británica que chequea automáticamente todos esos currículums y hace una primera criba. Y ahora dirás tú que las empresas que mueven un volumen tan elevado de currículums como que deberían tener esto ya resuelto. Y sí y no. Sí, porque lo hacen a mano. No, porque si ahorran tiempo y costes puede interesarles. Pero la gracia del negocio no está ahí. El verdadero potencial de la tecnología está, según sus fundadores, en todas esas empresas que están surgiendo al calor de la economía colaborativa: limpieza a domicilio, conductores privados... Empresas que necesitan ganar volumen rápido y no tienen recursos como para tener a un equipo chequeando antecedentes al ritmo que necesitan.

DataPine

Esta startup alemana quiere popularizar el big data entre todos aquellos que ni son analistas de datos, ni ingenieros, ni tienen mucha idea de unos y ceros, pero que poseen información en unos y ceros que sí les interesa analizar en un formato que sí entiendan: necesitan gráficos y comparativas completos para poder revisar a diario todos los indicadores clave de su negocio. DataPine quiere revolucionar el big data entre el gran público al estilo de lo que hizo Microsoft con Excel y las hojas de cálculo. Ofrecen la posibilidad de almacenar los datos que se van generando en una plataforma en la nube, para no gastar espacio en los servidores. No son los únicos. FreeAgent, por ejemplo, también está en esta guerra…

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos