Buscador
cerrar

Presupuestos 2019

¿Cómo afectaría la subida del salario mínimo a los autónomos?

El posible aumento de la cuota mínima de los autónomos ligada a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) despierta recelos en el colectivo. Sin embargo, es pronto aún para hacer saltar las alarmas.

Ana Delgado | 16/10/2018
Linkedin Whatsapp

La primera advertencia que lanzan los expertos es que todo está aún en el aire. “Lo que mandó el Ejecutivo español a Bruselas es simplemente un borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobado, en principio, por el Partido Socialista en el poder con el apoyo de Unidos Podemos. Falta ahora que Bruselas los apruebe y, en el supuesto de que así sea, deberán volver a España, recabar los votos que necesitan para ser aprobados por una mayoría en el Congreso y, posteriormente, someterse a la votación en el Senado”. Esta es la situación actual que describe Víctor Fermosel Jiménez, abogado responsable de la consultora click4bs y profesor en el EAE Business School .

Con este argumento se atreve el profesor a calificar de ‘globo sonda’ la noticia relativa a que la subida del Salario Mínimo Profesional (SMI) a 900€ en el año 2019 acarreará un aumento simultáneo de las cuotas mínimas a la Seguridad Social por parte de los trabajadores autónomos.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, fue uno de los primeros en denunciar el varapalo para el colectivo, tanto para los profesionales individuales como para aquellos autónomos que cuentan con personal contratado. “La base mínima por la que cotiza el 85% de autónomos aumentará también a 12.600€/año (SMIx14pagas). Esto supone que en lugar de cotizar por 932,79€/mes se cotice por 1.050€/mes y una cuota de cotización de 312,9€/mes en lugar de 277,9€/mes. Acarreará la subida del 12,5% de la base mínima del RETA por la que cotizan más de 1.700.000 autónomos. Resumiendo: 420€ más al año para ellos”, afirma el presidente de ATA en su blog personal.

Ya en las redes, a través de un hilo abierto en Twitter decía Amor: “Lo advierto porque muchos lo desconocen...No solo sube el SMI un 22%..Suben todas las bases mínimas de los diferentes grupos de cotización en el Régimen General que al estar indexados con el SMI, se verán incrementadas un 22% también. Alrededor de 2 millones de trabajadores” con el consecuente vaticinio que añadía en otro tuit de que “estos Presupuestos harán crecer la economía sumergida entre los autónomos”.

Estas afirmaciones las comparte en su mayoría el experto consultado. En lo que atañe al incremento de la base mínima de cotización de los autónomos, entiende Fermosel que no necesariamente tiene por qué ir ligada a la subida del SMI “aunque es muy probable que a la larga suceda así porque es la forma en la que se ha hecho siempre”.

Tampoco tiene muchas dudas el profesor en lo que atañe al posible incremento de la economía sumergida entre los autónomos teniendo en cuenta que no son infrecuentes los casos que denomina de “ingeniería fiscal” para evadir impuestos. Como ejemplo cita la práctica de agruparse varios autónomos para darse de alta uno solo y que el resto figuren como contratados, cobrando oficialmente menos horas de las que en realidad trabajan. “Si esto ya se hace, es fácil imaginar lo que podría suceder si hay que subir el salario a estos trabajadores ficticios que figuran en el Régimen General”, observa.

Pero, además de una fuga de autónomos y la posible destrucción de empleo, Fermosel Jiménez advierte de otros riesgos colaterales que podría acarrear el incremento del SMI. Uno de ellos es la ruptura del pacto social que procuraba consensuar estos asuntos no solo con los partidos políticos, sino también con los representantes sindicales y empresariales. Otra consecuencia puede ser el encarecimiento de los productos en el mercado que habitualmente acompañan a una subida salarial o el cobro de las deudas de aquellas personas con el salario embargado, medida que solo puede aplicarse en el supuesto de que el embargado exceda la cantidad del SMI. “Supongo que el desarrollo final de la normativa tendrá en cuenta todas estas situaciones”.

Qué dice el borrador de los PGE de los autónomos

En lo que respecta al documento enviado a Bruselas, las medidas que se contemplan en los PGE de 2019 para el colectivo de los autónomos se recogen en el capítulo 5 donde se establecen 3 medidas principales:

1. Una posible revisión de la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos en base a los ingresos reales de manera que garantice a los autónomos con menos ingresos una cotización más baja.

2.-Combatir la proliferación de falsos autónomos entendiendo como tales aquellos cuyos ingresos proceden de un único pagador.

3.- Evaluar el actual régimen especial de criterio de caja en el IVA y proceder, en su caso, a una revisión.

En cuanto a la subida del SMI está se recoge en capítulo referente al “blindaje de nuestro estado de bienestar”, en el punto 4 relativo al empleo proponiendo la subida a los 900€ (164€ más al mes que en 2018). El argumento que lo justifica es que ello garantizará a los trabajadores un “nivel de vida digno y la satisfacción de sus necesidades y las de sus familias”.

Nadie discute la conveniencia de aumentar el SMI en España que, aún con la subida propuesta, seguiría estando muy por debajo de otras economías europeas como Luxemburgo (1.992€) o Irlanda (1.461€). Lo que sí cuestionan es la eficacia real de la medida que, conforme a los cálculos de Fermosel, podría beneficiar a, aproximadamente, el 8% de los trabajadores. Señala, no obstante, que esa subida en la masa salarial podría acabar afectando a un porcentaje mucho mayor de trabajadores en aquellas empresas en las que se beneficia la cualificación y la productividad.

¿Qué pasa si los ingresos no alcanzan el SMI?

En principio, este temor podría desterrarse si finalmente se confirma la revisión de las cotizaciones en función de los ingresos. Pero circulan también informaciones que hablan de la exención de darse de alta en el RETA cuando la previsión de ingresos del autónomo no alcanza el SMI. Cierto que existe jurisprudencia en este sentido, pero recuerda Fermosel Jiménez que, en estos casos, “lo que se tiene en cuenta es la habitualidad del trabajo más que la cantidad que vas a percibir por él. Si alguien, por ejemplo, pronuncia una o dos conferencias al año, no hay obligación de darse alta como autónomo, aunque cobre 10.000€ por cada una, pero si el compromiso es dar una conferencia cada semana, entonces sí deben hacer autónomo, aunque le paguen por cada una 10€. Así es como hay que interpretarlo”.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos