Buscador
cerrar

Inversores

10 diapositivas, 15 páginas de powerpoint y otras 30 de business plan

Más allá de estructurar un pitch de 3-5 minutos que vas a tener pocas ocasiones de defender ante los inversores, Cristina Bentué recomienda preparar 10 slides, 15 páginas de powerpoint y otras 30 de Business Plan que después remitirás a todos los inversores de tu interés.

Ana Delgado | 01/02/2018
Linkedin Whatsapp

Ella asegura que lo hizo así y que recibió respuesta del 92% de los inversores con los que contactó. Cristina Bentué es COO de Continuum Security, empresa de ciberseguridad que, en más de una ocasión, ha tenido que recurrir a los inversores y capital riesgo para posicionarse como líderes en su nicho de mercado. Sin embargo, recuerda Bentué que, a pesar de haber aprendido a crear un buen pitch, más adelante se dio cuenta de que apenas había tenido ocasión de defenderlo más de 10 o 15 veces delante de los inversores por lo que ahora recomienda esta fórmula: 10 diapositivas autoexplicativas, 15 páginas de powerpoint ampliando el contenido de las slides y otras 30 páginas de business plan. Una vez confeccionado el material, el paso siguiente es consultar en google todos los fondos de inversión relacionados con tu sector y la fase de la empresa y remitir a todos esta documentación.

Las diapositivas

La clave es, según Bentué, que sean autoexplicables de manera el inversor pueda percibir de un solo vistazo a qué se dedica la empresa, quiénes están detrás de ella, y cuáles son sus objetivos. El reto consiste en que la presentación sea lo suficientemente atractiva como para animar al inversor a pasar a la lectura del power point.

Ya se ha hablado alguna vez de las slides que conviene llevar siempre a una presentación [Diapositivas que no pueden faltar al presentar tu proyecto ], pero Cristina Bentué añade otras que, además de las carátulas de presentación (el nombre de la empresa) y cierre (los datos de contacto) conviene no olvidar. Serían las correspondientes a: el problema que detectan; la solución que proponen ellos; el producto; el mercado; el valor que aportas con respecto a la competencia; costes y ahorros; el equipo completo y su experiencia; hitos conseguidos hasta el momento (clientes, premios, otras fuentes de financiación…) y hacia donde te diriges.

15 páginas de powerpoint

Se trata aquí de ampliar lo que previamente has presentado en las diapositivas. Aunque se incluya texto, conviene que el documento sea lo más gráfico posible y de fácil lectura. Recuerda Cristina Bentué que los inversores reciben una media de 25 proyectos al día por lo que no interesa fatigarles con documentos demasiado sesudos y tecnológicos. “Si consigues captar su interés, ya llegará alguien después para profundizar. De lo que se trata ahora es de conseguir que llegue hasta el final del material que le entregas”. Recomienda también que, si no te ves con capacidad suficiente para diseñar un powerpoint atractivo, recurras a los servicios de un diseñador gráfico.

30 páginas de business plan

Ya se sabe que el excel lo aguanta todo y que el plan de negocios está para incumplirlo, pero a los inversores les gusta que les presentes uno porque imprime seriedad a la imagen de empresa, que es importante. Es aquí donde entras en un juego de proyecciones en el que hay que hablar de números. Puedes mostrarte desde muy optimista hasta muy conservador. Dependiendo del tipo de inversor que tengas delante, recuerda Bentué que, mientras que un business angel persigue un retorno más rápido y puede conformarse con el doble de la inversión, cuando nos dirigimos al capital riesgo esperan, como mínimo, triplicar o quintuplicar la inversión con un acompañamiento más largo. Es decir, que si te enfrentas a capital riesgo para pedir, por ejemplo, 200.000€, no puedes decir que te propones alcanzar una facturación de medio millón en un plazo determinado, sino que deberás alzar las expectativas al menos a 1M de euros. “Y si crees que no vas a poder alcanzar esa facturación, pide más. El plan de negocios ha de adaptarse a lo que quieren oír los inversores, pero sin fantasear”.

Mándalo

Con el material ya preparado, se trata ahora de consultar todas las listas de inversores disponibles y documentarse un poco sobre la trayectoria y especialidad de cada uno. Hecha la filtración, envía el material a todos. “Hay que hablar, preguntar, llamar a puertas, molestar”, decía Bentué en un foro reciente de emprendimiento. Aquí contó que ella así lo había hecho y que el 92% de los destinatarios habían respondido. “Claro, la mayoría de las veces con un no, pero en otras ocasiones eran ellos mismos quienes nos recomendaban a otros inversores”.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.



Ver más articulos